jueves, 3 de mayo de 2018

funeral blues

Detengan los relojes
desconecten el teléfono
denle un hueso al perro
para que no ladre
Callen los pianos y con ese
tamborileo sordo
saquen el féretro…
Acérquense los dolientes
que los aviones
sobrevuelen quejumbrosos
y escriban en el cielo
el mensaje…
él ha muerto.

Pongan moños negros
en los níveos cuellos de las palomas
que los policías usen guantes
de algodón negro

Él era mi norte mi sur
mi este y oeste
mi semana de trabajo y mi
domingo de descanso
mi mediodía, mi medianoche
mi conversación, mi canción

Creí que el amor perduraría
por siempre.
Estaba equivocado.

No precisamos estrellas ahora…
Apáguenlas todas
Envuelvan la luna
desarmen el sol
Desagüen el océano y
talen el bosque
porque de ahora en adelante
nada servirá.


Te extrañamos, siempre..

poema VI

Te recuerdo como eras en el último otoño.
Eras la boina gris y el corazón en calma.
En tus ojos peleaban las llamas del crepúsculo.
Y las hojas caían en el agua de tu alma.

Apegada a mis brazos como una enredadera,
las hojas recogían tu voz lenta y en calma.
Hoguera de estupor en que mi sed ardía.
Dulce jacinto azul torcido sobre mi alma.

Siento viajar tus ojos y es distante el otoño:
boina gris, voz de pájaro y corazón de casa
hacia donde emigraban mis profundos anhelos
y caían mis besos alegres como brasas.

Cielo desde un navío. Campo desde los cerros.
Tu recuerdo es de luz, de humo, de estanque en calma!
Más allá de tus ojos ardían los crepúsculos.
Hojas secas de otoño giraban en tu alma.

martes, 20 de marzo de 2018

percibirte

Unable to perceive the shape of you,
I find you all around me.
Your presence fills my eyes with your love,
it humbles my heart,
for you are everywhere..

miércoles, 25 de octubre de 2017

el fuego y el combustible

todas las horas, todos los besos
cada recuerdo que fuimos echando en el fuego
un día, tal vez, darán calor

cada lágrima, cada gota de sudor
que el tiempo fue evaporando
sonará un silbato de vapor

y más allá del espectro visible
habremos sido el fuego y el combustible

tomo el dolor, tomo el punzón de los celos
los dejo arder en la llama
y un día tal vez saldrán de mí

y esta canción que se diluye en el tiempo
como señales de humo
busca un cielo en que la leas tú

y en uno más de los mundos posibles
habremos sido el fuego y el combustible..

martes, 15 de agosto de 2017

almita mía

Ande con mañita, almita mía,
no vaya a ser que me la aporreen por ahí
ande con cuidao’ corazón mío, no vaya a ser que tanto amor
me le haga daño corazón,
me le haga daño corazón,
me le haga daño corazón.
A una torcacita se parece esta alma mía llena de tanto dolor
ojalá y el nido que ella encuentre esté muy cerca de tu voz,
esté muy cerca de tu voz,
esté muy dentro de tu voz.
Almita mia , torcacita
cantando dentro de otra voz
ay! corazón mio, hacé tu nido dentro de otro corazón,
ay! dentro de otro corazón,
ay! dentro de otro corazón.
Si es que esta tristeza encuentra luz
estando dentro de tu voz, corazón
ojalá que cuando cantes tú, puedas oir también mi voz,
puedas oir tambien mi voz,
puedas oir tambien mi voz.
Almita mía, torcacita…
Ay! corazón mío hacé tu nido…

domingo, 13 de agosto de 2017

coraje - anne sexton

Es en las pequeñas cosas donde lo vemos
El primer paso del niño,
tan imponente como un terremoto.
La primera vez que vas en bicicleta, 
tambaleándote por la acera. 
La primera paliza cuando tu corazón 
fue de viaje todo solo.
Cuando te llamaron llorón
o pobre o gordo o loco
y te hicieron un extraño, 
cuando bebiste su veneno 
y lo ocultaste.

Más tarde, 
cuando miraste a la muerte de bombas y balas 
no lo hiciste con una bandera
lo hiciste sólo con un sombrero, para
cubrir tu corazón. 
Tú no has acariciado la debilidad en ti 
a pesar de que estaba allí.
Tu coraje fue un pequeño carbón 
que has seguido tragándote. 
Si te ha salvado tu compañero
y murió haciéndolo
entonces su coraje no fue coraje, 
fue amor; amor tan simple como jabón de afeitar.

Más tarde,
si tú has soportado una gran desesperación,
lo hiciste solo,
en tus venas corría el fuego,
quitándote la costra de tu corazón,
estrujándolo como un calcetín.
Después, hermano mío, has espolvoreado tu pena,
le has dado un masaje de espaldas,
la has tapado con una manta,
y cuando ha dormido un ratito
despertó a las alas de las rosas
y estaba transformada.

Después
cuando llegues a la vejez y a su conclusión natural
tu coraje se mostrará en pequeñeces,
cada primavera será una espada que tú afiles,
aquellos que tú ames vivirán en una fiebre de amor,
y tú regatearás con el calendario
y en el último momento
cuando la muerte abra la puerta trasera
te pondrás tus pantuflas de felpa
y te irás.

viernes, 4 de agosto de 2017

no me he ido

Cerca, bien cerca.
Estoy... en algún lugar estoy.
No puedes tocarme asi como no se puede tocar el amor... pero si puedes sentirlo.
No. No estoy entre la tierra.
Estoy en la sonrisa de tu recuerdo.
Estoy en el silencio de tu suspiro.
Estoy en la carita de quien ha nacido.
¿Escuchas el eco que se produce cuando ríes?
Ese soy yo.
Estoy, creeme que estoy.
No tan lejos. No me busques tan lejos.
Estoy cerca, bien cerca, a tu lado.
Te sostengo cada vez que quieres caer.
Te acaricio cada vez que comienza a doler.
Yo sé que me sientes, yo te conozco, yo te veo. No es locura. Estoy aquí. Cerca, bien cerca.
No se puede separar lo que se ata en el corazón. No se puede matar un sentimiento. Solo muere quien es olvidado.
Te cuido, te protejo, te acompaño. No te he dejado... tan sólo me adelanté un poco en el paso...
Y volveremos a estar juntos.
Cuándo nos reencontraremos, sólo Dios lo sabe. Mientras tanto estaré aquí, a tu lado.
Cerca, bien cerca... hasta el último día de tu viaje...